Robots: eliminan profesiones pero crean otras nuevas

Preparémonos para nuevos empleos y menos horas de trabajo. Para 2030, los robots habrán reemplazado la mitad de trabajos que hoy conocemos.

Robots: Eliminan profesiones pero crean otras nuevas.

Según el informe del Instituto Global McKinsey, publicado en el Foro Económico Mundial, la mitad del trabajo que se hace actualmente, se podrá automatizar para el año 2055. Mientras que un estudio de la Universidad de Oxford, afirma que la mitad de los empleos del planeta serán reemplazados por robots para el año 2030.

Sin embargo, los avances de la robótica y sistematización de actividades no significan que habrá desocupación y desempleo masivo. Por ejemplo, las empresas que más se preocupan por esto son las que están en el sector de la manufactura, ya que los procesos de producción realizados por personas, están siendo reemplazados por máquinas, robots y softwares.

Si bien los estudios afirman que para que los robots sustituyan las ocupaciones de los humanos, se dará un proceso que se tomará varias fases: primero serán reemplazados los trabajadores vinculados con procesos de fabricación y producción, luego los del sector de transporte y logística. Y finalmente, serán los administrativos y trabajos de oficina.

No habrán androides trabajando al lado de los humanos.

El futuro no será como muchos imaginan, con androides paseándose por las oficinas al lado de los humanos. No hablamos de un reemplazo completo sino de un complemento. Incluso ahora eso ya ocurre: en nuestro trabajo tenemos máquinas y softwares que hacen las tareas repetitivas y mecánicas.

Aun cuando las predicciones sean correctas, no hay que preocuparse, porque entonces se crearán nuevos empleos para los humanos. La tecnología y la era digital eliminarán algunas profesiones, pero crearán otras nuevas.

Ahora, hay empleos que no tiene sentido automatizar, porque el factor humano es algo que una máquina no tendrá nunca. Por ejemplo, cargos relacionados con hablar con clientes, desarrollo de personas, trabajos creativos, sanidad, educación, no serán reemplazados de momento.

Según McKinsey, solo el 30% de las tareas de una enfermera se pueden automatizar, en los odontólogos es menos del 13%. Y los profesores tienen su trabajo bien asegurados, lo que no quiere decir que no tengan que cambiar su forma de enseñar integrando las nuevas tecnologías.

Por el contrario, el 60% de las actividades de soldadores, montadores, sector de alimentación y alojamiento, cocineros, limpieza, empaquetado y envío, recogida de información y recolección de datos, taxistas y camioneros, pueden ser técnicamente automatizado.

Por su parte, los casos más inquietantes son los de los cajeros, cuyas tareas pueden ser automatizadas en un 97%, los asistentes legales en un 94%, los panaderos en un 89% y los barman en un 77%.

El siguiente es un mapa que muestra el porcentaje aproximado de actividades que podrán ser automatizadas con la adaptación de los avances tecnológicos.

Porcentaje de actividades que serán automatizadas en el mundo.

Otro punto que se está debatiendo es sobre el empleo en las agencias de marketing. Y es que ahora un robot es capaz de ser ingenioso y generar trabajos creativos. Esta tecnología cada vez es más apta para ser periodista o creativa de marketing. Hoy por hoy, están encontrando historias en los datos y logran convertirlas en un contenido que el lector disfruta.

Un buen ejemplo es AP, la agencia de prensa. Comenzó con un piloto para automatizar cierta información, dejando en manos de robots la redacción de contenidos sobre finanzas. Ahora, son capaces de escribir noticias, anuncios, hacer publicidad que funcione y trabajos marcados por la estadística y el análisis de datos.

Se están desarrollando robots capaces de realizar trabajos creativos.

Los estudios señalan que entre la mitad y dos tercios de los trabajos de marketing van a desaparecer por culpa de los robots. Por ejemplo, una compañía llamada PERSADO creó una herramienta que era capaz de crear de forma automática anuncios para internet. Increíblemente la publicidad que hacía era mejor recibida por los consumidores en un 95% que lo que hacían los creativos humanos.

Si quieres conocer más sobre los autos autónomos y el papel que jugarán en los negocios, no dudes en ir al Technow de este próximo 7 de septiembre.