Inteligencia artificial

Inteligencia artificial: los nuevos asistentes personales

Piensan y actúan como humanos. Aprenden más rápido y almacenan información infinita. Con ustedes: nuestros próximos asistentes personales.

Inteligencia Artificial: los nuevos asistentes personales.

Esta es la tecnología que piensa y actúa como los humanos, que aprende mucho más rápido y que puede almacenar información infinita, actuará como nuestra asistente personal para administrar la información con la que interactuamos para tomar decisiones.

Tener un compañero que te diga cuál es el clima en la ciudad para la que vas, o cuáles son las noticias del día, además de programar tus citas, enviar mensajes y reproducir música, ya es algo habitual. Si, una de las aplicaciones de la Inteligencia Artificial que hoy conocemos es el asistente por voz: llámalo Siri, Google Assistant, Cortana, Alexa… son unos pocos. Pero a raíz del éxito de estos asistentes diarios, todas las empresas quieren tener uno propio.

Ahora hablamos naturalmente con nuestro móvil, cuando antes eso parecería ciencia ficción. Ya no solo llaman a nuestra mamá o ponen la alarma a las 7:00 a.m. hoy nos ofrecen información basada en el comportamiento del usuario. Por ejemplo, calculan cuánto tardaremos en llegar a casa porque el tráfico está pesado o nos muestra los resultados de los partidos de hoy.

Google assistant, uno de los asistentes de voz que ya conocemos.

Mucha gente cree que la Inteligencia Artificial eliminará trabajos. Sí. Pero además generará unos nuevos. Se prevé que en unos años esta tecnología logre producir 800.000 contrataciones en el mundo. Esto porque las empresas requerirán personal altamente calificado para controlar, gestionar y mantener todo lo relacionado con las máquinas inteligentes.

Según investigaciones realizadas por la firma IDC, por lo menos 1.000 empresas en todo el mundo, tienen planeado la implementación de la Inteligencia Artificial y Machine Learning en sus negocios, esperando mayor productividad, más ingresos y balances generales positivos.

Por otro lado, según un estudio realizado por Vanson Bourne para Infosys, las compañías que están usando las tecnologías de Inteligencia Artificial tienen la expectativa de que sus ingresos aumenten en un 39% y que los costos disminuyan en un 37% para 2020. Los resultados también muestran que hoy por hoy, solo el 10% de las empresas hacen uso de la Inteligencia Artificial.

Asimismo, se encontró que los principales obstáculos para poner en funcionamiento esta tecnología es el tiempo de implementación, la usabilidad y la interoperabilidad con otros sistemas y plataformas. Otros factores que preocupan a las empresas son la seguridad de los datos, la seguridad del empleo y las tasas de pago.

Principales asistentes de inteligencia artificial conocidos hasta ahora.

Además existe el entendible miedo a entregar a las máquinas, el control de las tareas que hoy realizamos los humanos. Aunque de igual forma se registró que el 80% de los casos en los que las empresas reemplazan las funciones del personal con Inteligencia Artificial, no despiden a sus empleados, sino que los reasignan o capacitan para otras funciones.

¿Cuáles son los tipos de inteligencia artificial?

Algunos clasifican los sistemas de Inteligencia Artificial en:

AI débil: está diseñado y entrenado para una tarea particular. Por ejemplo, los asistentes personales virtuales como Siri.

Siri, la asistente de voz que revolucionó los teléfonos móviles.

AI fuerte: es un sistema con habilidades cognitivas humanas generalizadas, de manera que cuando se le presenta una tarea desconocida tiene suficiente inteligencia para solucionarla.

Otro clasifican la Inteligencia Artificial en cuatro categorías:

Máquinas reactivas:  propósitos específicos, por lo que no pueden aplicarse fácilmente a otra situación.

Memoria limitada: usan experiencias pasadas para informar decisiones futuras. Pero estas observaciones no se almacenan permanentemente.

Teoría de la mente: comprensión de que los demás tienen sus propias creencias, deseos e intenciones que afectan las decisiones que toman. Este tipo aún no existe.

Autoconocimiento: máquinas con conciencia de sí, comprenden su estado actual y pueden usar información para inferir lo que otros están sintiendo. Tampoco existe aún.

¿Qué aplicaciones puede tener la Inteligencia Artificial?

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial.

Atención médica: diagnósticos mejores y más rápidos que los humanos.

Leyes: automatizar proceso de descubrimiento con revisión de documentos.

Finanzas: recopilación de datos personales y asesoramiento financiero.

Fábricas: incorporación de robots en el flujo de trabajo.

Educación: automatizar la calificación, dando a los profesores más tiempo.

 

Si quieres conocer más sobre los autos autónomos y el papel que jugarán en los negocios, no dudes en ir al Technow de este próximo 7 de septiembre.