E-commerce 2.0:  la nueva forma de ir de compras

El comercio electrónico es cada vez más fuerte. Modelos de suscripción, freemium y alquiler serán los nuevos hábitos para ir de compras.

E-commerce-2.0

E-commerce: la nueva forma de ir de compras

El comercio electrónico seguirá creciendo a un ritmo imparable y se reinventará cada día. La compra y venta de productos y servicios, que antes hacíamos físicamente, hoy la hacemos por Internet. Eso es lo que llamamos comercio electrónico o e-commerce.  En los próximos años, modelos de negocios como los de suscripción, freemium y alquiler, serán los más novedosos.

¿Qué es el e-commerce?

Es la distribución, venta, compra, mercadeo o suministro de información de productos o servicios que se realiza a través de Internet. El e-commerce permite que cualquier cliente potencial acceda a dichos productos y servicios desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento.

Según estudios, un 53% de los consumidores busca información de compra en la web. Por eso este nuevo modelo de negocio debe ser visto como parte del plan estratégico de las compañías, ya que otorga mayor dinamismo a la presencia web del negocio, un manejo más eficiente del inventario, cercanía con el cliente, precios más competitivos, y así, el incremento de las ventas.

Si estás pensando en crear un e-commerce, es importante elegir entre los distintos modelos que existen, cuál será el tuyo. Para esto, primero hay que definir a quién le vamos a vender:

Modelos de e-commerce según las partes entre las que se hacen los negocios.

También hay otros modelos de negocios del e-commerce, pero desde la perspectiva de la estrategia utilizada para captar al cliente.

Estos son:
Modelos de suscripción: Son aquellos que en lugar de cerrar la venta de un producto o servicio, lo que hacen es comercializar el acceso al producto o servicio con una periodicidad, ya sea mensual, anual o personalizada. Estos pueden tener diferentes enfoques, como:

  • Membresía: suscripción con acceso a información confidencial. Por ejemplo, el New York Times y el Wall Street Journal cobran información privilegiada.
  • Todo lo que puedas tener: suscripción con acceso ilimitado a una galería de material valioso. Por ejemplo Netflix o Gamefly.

    Netflix es un e-commerce basado en modelo de suscripción.

  • Club privado: suscripción con acceso exclusivo a algún sitio, más la oportunidad de establecer contacto con altos ejecutivos de negocios.
  • Primero de la fila: suscripción con acceso prioritario a un producto, servicio o experiencia. Por ejemplo, varios softwares cobran por ayuda prioritaria.
  • Consumibles: suscripción a un producto que el cliente necesita reponer regularmente. Por ejemplo, si alguien necesita pañales cada mes, se suscribe para recibirlos mensualmente y no se vuelve a preocupar por eso.
  • Caja de sorpresa: cada mes alguien obtiene una caja de productos seleccionados especialmente. Por ejemplo, BarkBox envía una selección de comida, juguetes o accesorios por 20 dólares al mes.
  • Simplificador: suscripción para solucionar tareas recurrentes del cliente. Por ejemplo Hassie Free Home gestiona el mantenimiento del hogar por una cuota mensual fija.
  • Tranquilidad mental: ofrecen algo que es difícil o costoso de reemplazar. Por ejemplo los seguros de autos, seguros médicos, etc.

Modelos freemium: Estos son en los que una parte básica del servicio o producto se ofrece gratuitamente a un gran volumen de usuarios, mientras que los clientes que deseen el servicio premium deben pagar. Hay varias formas de enfocarlo:

  • Limitado por funcionalidad: el producto o servicio gratuito tiene un número limitado de funciones, si quieres acceso a las avanzadas debes pagar. Por ejemplo Skype o Spotify.

    Spotify se basa en un modelo freemium combinando la limitación de funcionalidad y anuncios.

  • Limitado por tiempo: durante un tiempo es gratis, pero cuando se termina el periodo de prueba, hay que pagar.
  • Limitado por la capacidad: la capacidad que ofrece es limitada. Por ejemplo, Google Drive ofrece 5GB gratis y si queremos más, debemos pagar.
  • Limitado por uso:  solo se puede usar un número limitado de veces, y si quieres más, debes pagar.
  • Limitado por tipo de cliente: gratis solo para un tipo de clientes, por ejemplo del sector educación.
  • Limitado por anuncios: basado en la publicidad, si no quieres ver anuncios debes pagar.

 

Modelos de alquiler: en este punto hablamos de la economía de plataformas, donde se da un intercambio entre usuarios. Por ejemplo Airbnb que deja que las personas ofrezcan sus habitaciones o casas a través de Internet, y estas sean rentadas por días o meses bajo cierto costo. (Link de Economía de plataformas).

Si quieres conocer más sobre los autos autónomos y el papel que jugarán en los negocios, no dudes en ir al Technow de este próximo 7 de septiembre.