Foto 221

La economía compartida parte del principio de no poseer un activo para disfrutarlo, y a su vez si se tiene uno, cómo compensar los gastos de mantenimiento y financiación mediante la explotación del uso a través de otras personas.

 

Este sencillo concepto de alquilar una pieza que no se usa en una casa, el bote que solo se usa un par de fines de semana al año o el auto que se mantiene parqueado más de 20 horas al día, ha dado pie al inicio de una nueva economía denominada economía compartida. El gran boom de servicios de este tipo que hemos vivido en los últimos años, se afianzará aún más en este 2015, debido a que internet permite crear el market place de todos esos activos y de todos los consumidores, creando las conexiones en tiempo real, lo cual antes era imposible. Si a eso le sumamos que el mundo llegará a más de 5,5 Billones de usuarios móviles, los cuales están migrando de simples  teléfonos a Smartphones de gama baja, el potencial de todos estos servicios es aún mayor, pues las clases baja y media, están más dispuesta a compartir bienes que a poseerlos.

Adicional al boom de internet y la masificación de los móviles, los cambios generacionales son otro de los motores de la economía compartida, los millennials no ansían tener más, ansían disfrutar más por lo tanto el placer se encuentra en las experiencias y no en las posesiones. Sumado a un cambio en la cultura y la visión del consumo, en donde un grupo cada vez mayor está más preocupado por los temas ambientales, y en cómo nuestros hábitos impactan de forma positiva o negativa al planeta, de esta forma el tema ambiental es importante dentro de esta tendencia, pues al optimizar los recursos, se disminuye el impacto al planeta, menos emisiones y menos desperdicio.

 

Algunos ejemplos de compañías que están liderando la economía compartida

Airbnb:

sm-digital-blog

Creada en San Francisco en 2008, es un marketplace que permite a viajeros alquilar habitaciones, apartamentos, casas y hasta castillos. A la fecha la empresa ha tenido más de 11 millones de clientes y ha sido valorada en más de $13 Billones de dólares.

 

Lyft:

sm-digital-blog

Es una empresa nacida en San Francisco y presente en más de 30 ciudades, que permite que la gente pueda compartir trayectos en carro para ir a la oficina o viajar a diferentes lugares, creando economía y menos impacto ambiental, así como descongestión en las ciudades.

 

Uber:

sm-digital-blog

Esta empresa le ha montado la competencia al sistema tradicional de taxis, con presencia en más de 200 ciudades del mundo, y una valoración de más de $18 Billones de dólares, este servicio permite a través de una APP conectar conductores con pasajeros, en autos más elegantes, con más confiabilidad, y la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito sin la necesidad de cargar efectivo. Todo a través de una aplicación móvil.

 

La economía compartida se ha expandido a una gran cantidad de negocios como: Bicicletas con compañías como Bicing en Barcelona, en donde a través de diferentes puntos de acopio en la ciudad un usuario puede tomar y retomar una bicicleta con solo su teléfono o una tarjeta, el mismo concepto ya ha sido implementado con carros, compañías como Zipcar que fue adquirida por AVIS está revolucionando el concepto de usar un carro en vez de tenerlo y pagar realmente solo por su uso.  Lo mismo viene ocurriendo con miles de objetos que la gente no usa todo el tiempo y esta dispuesta a recibir un dinero extra para que otros usuarios lo usen, como por ejemplo Zilok.

 

Evolución del mercado de autos

Otros servicios con Blackjet o netjets, en donde ya no es necesario comprar un avión privado sino que simplemente mediante una tarjeta o una APP es posible reservar un avión en un punto específico, sumado a la posibilidad de que dependiendo de la necesidad se pueda usar un avión pequeño, mediano o grande.

 

La economía compartida no solo se queda en productos, pues ya ha avanzado a servicios como el financiero, en donde un grupo de usuarios entrega dinero a través de internet a usuarios que lo necesitan, a tasas más competitivas que las del sistema financiero y con exigencias mínimas, todo lo anterior respaldado por un fondo común de todos los usuarios y la reputación de las personas en internet y en las redes sociales, sumado a lo anterior han aparecido nuevos modelos de economía compartida como el Crowdfounding, en donde comunidades como Kickstarter pueden fondear un producto o servicio nuevo, generando miles de dólares y hasta millones en corto tiempo, siendo soportado por miles de usuarios, sin necesidad de sacrificar patrimonio de la empresa o incurrir en un proceso de préstamos complejo para una empresa nueva.

sm-digital-blog

La economía compartida tiene grandes ventajas como: el usuario que goza el bien no necesita realizar inversiones altas de capital para poder acceder a su uso, no tiene que preocuparse por gastos de mantenimiento o reparaciones, sumado a que no paga impuestos por tener ese bien, lo cual tampoco genera aumentos patrimoniales. Igualmente hay servicios tradicionales como el alquiler de una oficina que ha migrado a espacios compartidos, comúnmente conocidos como Coworking, en el cual varias empresas o profesionales se unen para compartir oficinas, de esta forma pueden pagar solo por uso, bien sea horas, días o meses, con la posibilidad de pagar por cada nuevo puesto de trabajo, esto permite flexibilidad en costos al crecer o decrecer, así como el tema administrativo pues todos los costos asociados al mantenimiento y administración son asumidos por el Coworking, sin olvidar que el empresario no necesita invertir en el puesto de trabajo.

Igualmente los dueños pueden ganar dinero extra para pagar todos los costos asociados al poseer el bien, y en algunos casos es posible encontrar economías de escala entre los usuarios de la red, pues es posible negociar compras de insumos, seguros, entre otros.

 

Pero la economía compartida no solo se queda en nuevas empresas, la cadena hotelera Marriot ha lanzado un programa piloto que ya se ha expandido a 40 hoteles en Estados unidos. Todo inició al identificar que los usuarios pasaban mucho rato en el lobby del hotel en reuniones y trabajando desde sus computadores, y por el otro lado que el hotel poseía auditorios que pasaban la mayor parte del tiempo desocupados; con esas dos premisas Marriot generó un programa mediante el cual, en los tiempos que los salones no están alquilados, los acondiciona para que se conviertan en cómodos espacios de trabajo, dotados con servicio de cafetería. De esta forma mejoró el servicio al cliente, optimizó un activo que ya tenía y aumentó la facturación del hotel.

 

La economía compartida será una tendencia en 2015 porque los medios digitales y las comunidades cada vez son más maduras, y es precisamente el poder de las comunidades el que se ve expresado a través de los medios digitales y las redes sociales, en donde las personas se unen en torno a intereses comunes, por lo que el uso compartido de productos y servicios se vuelve más frecuente. Igualmente el incremento en el uso de dispositivos móviles y aplicaciones permite crear marketplaces en minutos, generar conexiones instantáneas, sumado a un nuevo fenómeno de validación y certificación por parte de la comunidad, en donde los mejores prestadores de servicios serán cada vez más populares y crecerán, y aquellos que no tengan buenas calificaciones o mala reputación online, simplemente desaparecerán. Igualmente como en todo Boom aparecerán cientos de servicios y empresas de las cuales algunas florecerán y otras desparecerán, pero al final la economía compartida se quedará con un porcentaje importante de la economía de muchos sectores, trayendo más optimización del dinero para los usuarios.

 

La economía compartida se puede dar en cualquier ámbito y negocio solo requiere innovación.

sm-digital-blog

 
Escrito por: Andrés Sierra
Director General SM Digital – SM Group
Twitter: @sierrav